APRENDER
Seguro de Salud FH 101
divider Cobertura de Salud Costos del Plan Dentro y Fuera de La Reds Cobertura Dental Infórmese Antes de Ir Tipos de Cuidado Facturas y Documentos Sus Derechos

Cómo son Facturados Medicamentos y Paseos de la Ambulancia

print

 

 

Cuando quiere saber cuánto puede costar un procedimiento médico, es común pensar solamente en el servicio en sí. Pero el cuidado de la salud tiene varias partes variables, y esas partes pueden aumentar rápidamente el costo. Cuando le extirpan el apéndice, usted o su aseguradora tendrán que pagar los honorarios del cirujano y del anestesiólogo.  Pero también tendrá que pagar los bisturíes, agujas, vendas, gasa y medicamentos que se utilizaron durante su cirugía.  Es posible que estos suministros, medicamentos y equipo aparezcan detallados en su factura o Explicación de beneficios, usando el código estándar llamado HCPCS (que algunas veces se pronuncia "hick picks").

¿Por qué es importante entender los códigos HCPCS? Primero, le ayudará a tener una mejor percepción del costo total de su cuidado. Algunas veces, puede planificar por anticipado para ayudar a administrar sus costos. También puede asegurarse de que usted o su compañía aseguradora paguen sólo los suministros y el equipo que en realidad haya recibido.

¿Qué son los códigos HCPCS?

Cada código HCPCS representa un artículo específico y ayuda a las aseguradoras a entender qué suministros médicos o equipo recibió usted. Los proveedores de servicios de salud incluyen estos costos cuando envían reclamos a su aseguradora. Luego, su aseguradora por lo general usa el código para determinar cuánto pagar.  Los códigos HCPCS pueden mostrar artículos como:

  • medicamentos inyectados

  • sillas de ruedas, aparatos ortopédicos u otro equipo médico

  • suministros como guantes, agujas, jeringas y gasa

  • transporte en ambulancia

  • lentes o dispositivos auditivos

Existen miles de códigos HCPCS. Puede reconocer un código HCPCS en su factura o formulario de Explicación de beneficios porque comienza con una letra, seguida de cuatro números (por ejemplo, Q2035 que corresponde a una vacuna para la influenza o E0110 que corresponde a un par de muletas). Si su médico colocó una venda en una herida, habrá un código HCPCS para el costo de la venda. Al igual que los códigos CPT, un código HCPCS algunas veces irá seguido de dos letras o números adicionales. Éste es un "modificador" que le brinda más información a la aseguradora.  Por ejemplo, si su médico colocó un vendaje en varias heridas, es posible que haya un modificador después del código para indicarle a su aseguradora cuántas heridas se vendaron.  Si recibió suministros para la diabetes, tal vez haya un modificador después del código para indicarle a su aseguradora si se ordenaron y recibieron suministros de una farmacia o un proveedor de pedido por correo. Para obtener más información sobre los modificadores, consulte Modificadores de reclamos: ¿Qué son y de qué manera me afectan?

 ¿Cómo puedo usar los códigos HCPCS?

Entender los códigos HCPCS puede ayudarle a planificar sus costos cuando necesita recibir cuidados. Algunos costos son inevitables, como las vendas y suministros quirúrgicos. Pero si le van a practicar un procedimiento electivo, como una cirugía de rodilla, primero pregúntele a su médico qué suministros y equipo necesitará después de la cirugía.  Luego, revise la descripción de su plan de salud o hable con su aseguradora acerca de lo que está cubierto.  ¿Su plan pagará un aparato ortopédico para la rodilla o las muletas? ¿Existirán ciertos tipos de suministros que necesitará y será necesario que los obtenga en una compañía específica?

Si su plan no cubre algún equipo, o si está usando un proveedor de servicios de salud fuera de su red, puede preguntarle a su médico cuáles son algunas formas de reducir sus costos. Por ejemplo, puede ser menos costoso alquilar una bomba para extraer leche materna que comprar una.  También puede revisar la Calculadora de costos de FAIR Health para averiguar cuánto cuestan normalmente estos suministros en su área.

Después de recibir el cuidado, es una buena práctica ver todos los códigos que se muestran en su factura o formulario de reclamo. Recuerde, los médicos, hospitales, centros de cirugía ambulatoria, farmacias y proveedores de equipo médico, así como las aseguradoras pueden cometer errores. No es necesario que sea un especialista en reclamos. Tan sólo un entendimiento básico de la forma en la que funcionan estos códigos puede ayudarle a hacer las preguntas correctas. Si ve un código que está incorrecto, como un cobro por una vacuna para la influenza que no recibió, pídale a su proveedor de servicios de salud que lo corrija y que envíe el reclamo ajustado a su aseguradora.

Si utilizó un proveedor de servicios de salud fuera de la red y los costos parecen estar altos, también puede usar la Calculadora de costos de FAIR Health. Si su médico, centro o proveedor de equipo médico duradero le cobró mucho más que el costo usual en su área, puede tratar de negociar un precio más bajo.

Su plan de acción: ver el panorama completo

Antes de irse:

  • Si le van a practicar un procedimiento electivo, hable primero con su médico y pregunte qué suministros necesitará durante y después del procedimiento. Luego, para averiguar lo que estará cubierto, vea la descripción de su plan o pregúntele a su aseguradora.

  • Si algunos suministros no están cubiertos, o si se sale de la red para recibir la atención, pregúntele a su médico sobre opciones de costo más bajo, cómo alquilar el equipo en vez de comprarlo.

  • Use la Calculadora de costos de FAIR Health para obtener una idea de cuánto cuestan normalmente estos suministros en su área

 Después de irse:

  • Revise los códigos en las facturas, formulario de reclamo y explicación de los beneficios (Explanation of Benefits, EOB) de su médico, centro y proveedor de equipo médico duradero. Si encuentra que un código está incorrecto, pídale al proveedor de servicios de salud que corrija el error y que vuelva a enviar el reclamo a su aseguradora.

  • Lo más importante, ¡haga preguntas! Expresarse puede ayudar a aclarar alguna confusión sobre lo que puede deber.